CUANDO UN CRISTAL LLEGA A TU VIDA


CUARZOS


Querida Tribu,

Seguramente sabes que ya hemos hablado sobre la importancia de los cristales como una herramienta espiritual y si has adquirido uno de nuestros bolsos o accesorios recientemente, entonces debes haber recibido un pequeño cuarzo como regalo.

No importa si eres nueva en esto o si has trabajado con cristales antes, es importante que sepas cómo manejar la energía que contienen los cristales para así poder aprovechar al máximo sus beneficios.

Entonces ¿qué hacer cuando un cristal llega a tu vida? 


En primer lugar, no debes olvidar que los cristales son recipientes de energía, por lo tanto debes tener ciertos cuidados al darle la bienvenida a un nuevo cristal. La limpieza de éste es el primer paso, puesto que los cristales suelen almacenar los sentimientos y las intenciones de las personas. Se recomienda que mientras lleves a cabo este paso visualizes la energía liberada del cristal, así como la luz que lo envuelve. Cuando la luz alcance el punto más alto de su brillo entonces tu cristal estará limpio de toda negatividad almacenada.


A continuación te compartimos algunas maneras en las que puedes limpiar tu cristal:

  • Agua: Sumerge el cristal bajo el agua. Puedes utilizar agua de la llave, así como de los ríos y los mares, si tienes la posibilidad de hacerlo. Asegúrate de que el cristal sea apto para este tipo de limpieza, puesto que algunos cristales como la selenita y la turquesa pueden dañarse.

  • Tierra: Coloca el cristal sobre la tierra por 24 horas para remover cualquier rezago de energía negativa.

  • Otros cristales: La selenita y la amatista pueden ayudarte a purificar otros cristales. Asegúrate de que el trozo de estos sea más grande que el cristal que busca limpiar y déjalos juntos por 24 horas.

  • Sonido: Utiliza un cuenco tibetano o campanas para limpiar tu cristal. Coloca la pieza cerca del instrumento mientras lo tocas durante por lo menos un minuto. Nunca coloques el cristal dentro del instrumento, ya que las vibraciones del sonido pueden dañar el cristal.

  • Incienso: El encender una varita de incienso puede servirte para limpiar varios cristales de forma simultánea. Uno de los más utilizados para llevar a cabo este ritual es el palo santo. 

Te aconsejamos fortalecer tu ritual de limpieza con el poder de las palabras. Mientras llevas a cabo el proceso puedes acompañarlo de una frase como la del siguiente ejemplo:

“Te pido que liberes cualquier pensamiento, sentimiento, dedicación o intención de cualquiera que te haya sostenido en el pasado y que envíes esta energía de vuelta a su propietario como un gesto de amor. Te pido que ahora trabajes conmigo en la búsqueda del bien, el amor, la luz y la felicidad”


Una vez que tu cristal esté limpio, es hora de cargarlo. Los cristales pueden cargarse bajo la luz de la Luna, sin importar si la presencia de nubes oculta el satélite. La luz del Sol también puede ser utilizada para este propósito, sin embargo, algunos cristales, como el amatista, pueden decolorarse al ser expuestos al Sol.  

El intencionar tus cristales con base en  tu propósito es clave para que la energía tome la dirección indicada. Para hacer esto puedes cerrar los ojos mientras sostienes el cristal entre tus manos mientras repites tu intención en voz alta. Por ejemplo:

“Agradezco por este cristal que ha sido puesto a mi cuidado y me comprometo a utilizarlo con amor para atraer cosas buenas a mi vida”


Una vez que completes este paso, tu cristal está listo para ser utilizado y proporcionar su protección y energía. Recuerda actuar siempre desde la pureza de tu alma y de esta manera te será más fácil sobrellevar cualquier obstáculo que se cruce en tu camino, sabemos que la fuerza que llevas dentro es la mayor de tus virtudes.

Con cariño,
Sello Ocho. 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados