NINFAS

EL MÁGICO MUNDO DE LAS NINFAS

NINFAS

Querida Tribu, 

Nos emociona compartir con ustedes a una de las criaturas más fascinantes, no sólo por su gentileza y gran belleza, sino que también por su conexión vital con el mundo natural.

Hoy hablaremos de las ninfas.

En la mitología griega y romana, las ninfas son diosas menores que reinan sobre la naturaleza. Son representadas como hermosas doncellas cuya fuerza vital está asociada con atributos naturales como las montañas, los árboles, las flores, los ríos, los lagos y los océanos. 

Mas no hay que confundirse, puede que la mayoría de las ninfas suelan actuar con amabilidad al interactuar con los humanos, pero sí sus espacios naturales se ven perturbados por ellos, pueden comportarse de manera vengativa. 

Son seres poderosos que, aunque no son inmortales, son capaces de vivir por un largo tiempo y su belleza es considerada como un reflejo de su mente y espíritu, bendición que era extendida a aquellos que las veneraban. Además, son símbolos de belleza y feminidad, así como del estado frágil del mundo natural. 

Sus imágenes adornan una infinidad de fuentes y cuevas que sirven como altares y, a pesar del paso del tiempo, permanece la tradición de dejar ofrendas en estos recintos, siendo las más populares las monedas, la miel y el aceite. 

Son descritas como hijas de Zeus y de los dioses de los ríos. Además, son madres de héroes, como en el caso de Aquiles, y protagonizan una gran cantidad de historias de amor debido a la tendencia de los dioses y mortales de caer bajo el hechizo de su belleza y su encanto seductor. 

En una de las historias más famosas, Eros, dios del amor, dispara una flecha a Apolo, dios de la luz y el Sol, después de que éste insultara su habilidad como arquero. También dispara una flecha a la ninfa Dafne, despertando en ella la necesidad de mantenerse alejada de Apolo. Dafne fue transformada en un árbol de laurel y Apolo hizo de éste su árbol sagrado. Desde entonces, el dios lleva una corona de hojas de laurel, en honor a su amada. 

Otro de los mitos gira alrededor de Pan, dios de lo salvaje, y la ninfa Syrinx. Se dice que el dios Pan intentó convencer a Syrinx de convertirse en su amante, orillándola a escapar y pedir ayuda a los dioses, quienes la transformaron en un lecho de juncos que posteriormente sería utilizado por el dios Pan para construir la flauta, instrumento musical que lo caracteriza.

Existen diferentes tipos de ninfas, las cuales tienen dominio sobre ciertos espacios naturales y estas categorías se subdividen en una infinidad más. Intentar explicar cada uno de los tipos de ninfas que existen dentro de la mitología sólo terminaría creando confusión, es por eso, que nos concentramos en tres de los tipos de ninfas más conocidas. 

DRIADES

Son las ninfas de los árboles, los surcos y los bosques montañosos. Su fuerza vital está principalmente asociada con árboles como el pino, el roble, el álamo, el fresno, la manzana y el laurel. Mientras el árbol al que está unida florezca, la ninfa también lo hará, pero cuando este árbol pierda su vitalidad, ella morirá con él. 

ALSEIDES

Son las ninfas de las flores y habitan principalmente en las cañadas y las arboledas. Comparten un fuerte vínculo con los árboles, las plantas, los arbustos y las flores. Su aspecto es idéntico a aquel del estereotipo fantástico de las hadas y suelen asustar a los pasajeros que perturban sus dominios, ya que sienten una gran fascinación por estos, lo que les permite otorgar inspiración vinculada a la fuerza natural.

NÁYADES


Estas ninfas viven en los ríos, lagos y fuentes. Se dice que las aguas que habitan poseen propiedades especiales, como la habilidad de curar enfermedades, traer inspiración poética y la capacidad de obtener conocimiento sobre el futuro, ya que las ninfas disponen del don de la profecía.

En conjunto con la diosa Artemisa, son enfermeras de los jóvenes y protectoras de los niños, asegurándose de que éstos experimenten una transición segura a la adultez. En muchos mitos, eran esposas de reyes, mientras que algunas otras eran amadas por los dioses, quienes daban sus nombres a pueblos, ciudades o islas, donde las Náyades podían reinar sobre los cuerpos de agua. 

La mayoría de los artistas retratan a ninfas sin un nombre en particular y las más populares son las Dríades y las Nereidas. A lo largo de la historia, podemos encontrarnos con estas fascinantes criaturas, inmortalizadas en distintas expresiones artísticas que evocan su habilidad para inspirar la creatividad del hombre, como es el caso de las musas. 

Es a través de su vínculo tan cercano con la frágil naturaleza de nuestro mundo y la determinación con la que defienden su morada, que las ninfas cobran vida en la nueva campaña de Sello Ocho, ya que dentro de cada una de nosotras reside un espíritu hermoso. 

Las ninfas de hoy en día son todas aquellas mujeres que se niegan a dar la espalda a lo que sucede en su entorno. Saben el valor que reside en su belleza física, pero son conscientes del impacto de sus hábitos de consumo y hacen lo posible por preservar el reino natural al elegir materiales provenientes del mismo que, al cumplir con su ciclo de vida, puedan volver a integrarse a él de manera más amigable. 

Así que, miembros de nuestra tribu, atrévanse a luchar por sus ideales y sean fieles a su persona, porque es a través de su autenticidad que brillará la magia de las ninfas de la nueva era. 

Con cariño, 
Sello Ocho. 

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.