LA MAGIA DE LOS AMULETOS


AMULETO

Querida Tribu: 

¿Alguna vez has sentido una conexión que va más allá de lo material con algún objeto? Puede tratarse de algo tan pequeño como una pieza de joyería o tal vez algo que conservas desde tu niñez. Estos objetos suelen tener un gran impacto en nuestra vida y, muchas veces, la idea de separarnos de ellos nos inquieta. A estos elementos se les conoce como amuletos. 

A lo largo de la historia, estos objetos han sido asociados con la buena fortuna y representan una poderosa fuerza de protección. Algunos provienen de la naturaleza, como los cristales y cuarzos, metales, huesos y plantas. Otros tantos son fabricados y transformados por manos humanas, entre los cuales se pueden encontrar las medallas y figurines representativos de alguna deidad. Se dice que su poder proviene de su conexión con fuerzas naturales, asociaciones religiosas o por medio  de la consagración a través de un ritual específico. 


Los neandertales y otras tribus prehistóricas utilizaban amuletos durante sus ceremonias de entierro, mientras que los egipcios adoptaron al escarabajo como un amuleto que simboliza la vida y era utilizado tanto por los vivos como por los muertos. Se decía que al morir, el escarabajo se encargaba de restaurar el corazón de la persona y lo ayudaba a cruzar hacia el otro mundo. Entre los amuletos cristianos se pueden encontrar las reliquias tradicionales de los santos, mientras que, en la actualidad, los cuarzos y la pata de conejo representan algunos de los amuletos más populares. 

Gracias al paso del tiempo, los amuletos han logrado tomar formas únicas que se ajustan al estilo de vida de sus portadores, ya sea que los lleven consigo todo el tiempo o formen parte de la decoración de sus hogares.  Algunos de los más utilizados incluyen los figurines de elefante, las herraduras, los atrapasueños y la joyería. 


El valor sentimental conferido a estos objetos, así como la historia detrás de estos los convierte en portadores de alta energía psíquica y son capaces de amoldarse a las necesidades y creencias individuales.

Es probable que después de leer esto hayas pensado en un objeto especial para ti. Así que, a continuación, te presentamos algunos tips para intencionar tu amuleto personal y, de esta manera, aprovechar su energía de manera positiva. 

  1. Elige una base física: Identifica aquel objeto con un significado especial para ti. Si aún no lo tienes puedes elegir algo tan simple como un cuarzo. Recuerda que lo más importante es conectar con la presencia del mismo. Concéntrate en su aroma, su peso y su textura con una intención específica en mente.

  2. Transmite una intención positiva: Tomate unos minutos al día para meditar u orar al lado de tu base física. Puedes ajustar la oración de acuerdo con tus creencias. Visualiza la energía que envuelve el amuleto, de esta manera reforzaremos el mensaje de nuestra intención y lo fijaremos en nuestro subconsciente.
     
  3. Recarga: Los amuletos sirven para recordarnos sobre cosas importantes y pueden ser utilizados mientras atravesamos situaciones estresantes, así como durante momentos felices. Recuerda que los amuletos son baterías energéticas y su efectividad se puede ver comprometida a través del tiempo. Puedes aprovechar eventos como la lluvia, los eclipses y el amanecer para restaurar su balance y garantizar que su efectividad permanezca intacta. 

Deja que tu amuleto te inspire y te guíe durante los momentos difíciles. Toma nota y atrévete a experimentar, ya que hoy, más que nunca, cuentas con total libertad al elegir un amuleto que se ajuste a tus necesidades, tus gustos y tu estilo de vida. No olvides visitar nuestra colección, donde seguro encontrarás un amuleto acorde a tu personalidad que podrá acompañarte día a día al enfrentarte con el mundo. En Sello Ocho tenemos el objetivo de ser ese amuleto que estás buscando y ayudarte a potencializar tus intenciones, esperamos que así sea.

Con cariño, 
Sello Ocho. 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados