LA MAGIA DEL INCIENSO


INCIENSO

Querida Tribu,

Seguramente la mayoría de ustedes están familiarizadas con el incienso, ya sea porque de pequeñas sus padres llegaron a utilizarlo para conferir armonía a ciertos espacios del hogar o como complemento atmosférico en ocasiones especiales o ceremonias espirituales. 

El incienso puede encontrarse en diferentes presentaciones como las varitas, los conos o los polvos. Dependiendo de su aroma, es capaz de inducir una gran variedad de sensaciones y servir en diferentes propósitos, como lo son la purificación y la protección de los espacios físicos. 


Este material ha sido utilizado por siglos y se ha vuelto una herramienta esencial en varios rituales de naturaleza espiritual y religiosa alrededor del mundo. Civilizaciones tan antiguas como la egipcia y la india solían utilizar el incienso en sus rituales. Algunos dicen que el uso del incienso es indispensable porque los dioses y diosas residen fuera de la tierra y solo el humo creado por el fuego es capaz de establecer una comunicación con ellos. 

Hoy en día, el solo acto de quemar incienso en la casa o el trabajo puede considerarse un ritual mágico que puede ayudarte a equilibrar la energía que te rodea. A continuación, te compartimos algunas ideas sobre cómo puedes utilizarlo.

  • Limpiar energía negativa: Antes de iniciar un proyecto quema incienso para purificar las energías negativas y mentalizarte para alcanzar tu objetivo con éxito.

  • Fortalecer la concentración: Algunos aromas como la menta y el limón son de gran ayuda para mejorar la concentración y el enfoque, especialmente durante prácticas de meditación y yoga.

  • Conectar con tus memorias: Existen aromas que logran despertar nuestro lado sentimental y hacernos entrar en un estado meditativo. Busca ese aroma con el cual conectes entre los diferentes inciensos y quema una varita para viajar en el tiempo. De todos nuestros sentidos, el olfato es el único que se conecta directamente al cerebro, por lo que de esta manera puedes evocar memorias del pasado.

  • Relajarte: Varios estudios respaldan la teoría de que ciertos aromas, particularmente la lavanda, pueden tener un efecto calmante en el sistema nervioso.

  • Conectar con tu sentido de espiritualidad o religión: El incienso se ha vuelto un elemento esencial en las prácticas espirituales y religiosas alrededor del mundo, desde las iglesias católicas hasta las ceremonias de ciertas tribus norteamericanas. Muchas culturas indígenas piensan que quemar incienso lleva las oraciones directo al espíritu.

  • Comenzar una nueva rutina: Quemar incienso antes de irse a la cama o al alistarse en las mañanas puede ayudar a comenzar o terminar tu día en un tono agradable.

  • Temporizador: Una varita de incienso tarda entre 30 minutos a 1 hora en consumirse. Enciéndela mientras trabajas o meditas y continúa hasta que se queme por completo. Una fragancia es un temporizador mucho más gentil que un reloj o teléfono.

  • Practica el mindfulness: Estimular los sentidos es una gran idea para concentrarse más fácilmente en el momento presente. Busca una fragancia que te guste y conecta con el aroma.

  • Ahora que ya conoces las diferentes maneras en las que puedes utilizar el incienso, es importante hablar de las correspondencias asociadas con cada una de sus fragancias. Elige el que más se alinee con tus intenciones y utiliza tu intuición para escoger el aroma ideal. 

    • Azafrán: catalizador de energía
    • Romero: protección
    • Almizcle: Pasión, sensualidad y virilidad
    • Ruda: Protección contra el mal de ojo
    • Canela: Fortuna, alivia sentimientos depresivos
    • Jengibre y Hierba de Limón: Protección contra vibraciones negativas
    • Clavo: Energizante, promueve la prosperidad
    • Flor de naranjo: Energía, riquezas y fertilidad
    • Jazmin: Bienestar y relajación
    • Lavanda: Meditación y crecimiento espiritual
    • Miel: Protege contra mal de ojo, atrae felicidad y promueve la creatividad
    • Patchouli: Meditación, intuición y protección
    • Rosa Blanca: Paz, amor, armonía y pureza
    • Sándalo: Meditación, prosperidad, autoestima y limpieza del entorno


    Finalmente, es importante recalcar algunas recomendaciones al momento de utilizar el incienso.

    • Deja una ventana abierta mientras lo quemas y unos minutos después de que ha terminado de consumirse.

    • Enciende una varita a la vez, mucho humo puede ser dañino para tus pulmones, especialmente si sufres de asma u otras condiciones respiratorias.

    • Elige inciensos naturales y cultivados de manera sustentable.

    • Nunca dejes el incienso sin vigilancia.

    • Evita los inciensos con propiedades artificiales o sintéticas.

    Te invitamos a experimentar con la diferente gama de fragancias disponibles, así como con las diferentes presentaciones en las que se puede encontrar el incienso. Recuerda que el experimentar es importante durante la práctica espiritual para mantener el entusiasmo. 

    Si ya has tenido la oportunidad de experimentar un poco con algunos aromas, cuéntanos, ¿cuál es tu fragancia favorita?

    Con cariño, 
    Sello Ocho.

















     

     




    Dejar un comentario


    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados