LA UNIDAD Y EL TODO: EL CÍRCULO MARAVILLOSO


LUNA

La cena culminaba con un vino en la terraza del anfitrión; un sitio en lo alto de un risco y una vista invaluable: el mar abierto, con un maravilloso y estruendoso sonido al romper las olas en las faldas del gigante rocoso.

Doce invitados, abrazaban un año menos álgido que el anterior. Ya podían estrecharse, agradecer, uno que otro apego en algunos, y cierta nostalgia por la que ya no es posible tener o realizar...

El tiempo transcurría, así como diversos temas, entre ellos, Tiresias. La mayoría opinaba del personaje y por momentos se extasiaban en sus declaraciones.

-"Tú qué opinas, Ángel?"

Cuestionó Rem...

"...Estás muy callado, desde que nos dimos el abrazo no has abierto la boca".

-"Estoy relajado, la cena me cayó muy bien, y los escucho".

Guillermina prosiguió con la historia que se quedó pausada; en ese momento, Ángel salió del lugar.

La noche estaba muy viva la luz de la Luna; iluminaba el enorme risco y el mar fungía de espejo de ésta, que se extendía desde la orilla hasta donde la vista se pierde en el horizonte.


El sonido de la hierba seca al ser pisada por Ángel, se unía al de las olas rompiendo en la roca y la tranquilidad del momento.

La caminata se detuvo en un punto lejano del sitio de la celebración: el borde del risco y el espacio donde se apreciaba el mar.

Allí, el joven se detuvo. Todo era calma incluso las olas se amansaron. Observó a su alrededor, posteriormente elevó su vista.

"Qué hermosa estás. Riadas de tinta en poemas, anécdotas, leyendas, mitos, cuentos... se han escrito acerca de ti... Hoy me transmites plenitud".

"...Esta noche, quiero compartirte algo: eres muy parecida al ser humano. Tú y el Sol, son el Todo mientras que la Tierra es el Ser".

"...Cuando ésta se alinea entre ustedes, te manifiestas en tu totalidad siendo rutilante por las saetas del astro de luz. Cada veintiocho días aproximadamente, te reflejas como este momento".

"...Tus fases, son los cambios que uno tiene en su vida siendo ciclos que se repiten, pero éstos aunque sean iguales, cada vez son distintos. Es ahí donde lo que no se asume o se rechaza no es visible del todo. Cuando estás manifestada en la totalidad, demuestras que también eres esplendorosa y siempre permaneces". 

"...Luna y Sol, son las polaridades y este planeta es el equilibrio".

El viento comenzó a manifestarse, por lo que Ángel suspiró al sentir frío; el oleaje se intensificaba. Su vista soslayó al horizonte donde se percibía una luz, quizá un barco, que cruzó por ahí.

"Todo está en movimiento, todo está transmutación, a cada instante, en cada respiro. En un periodo de un año, han habido cambios en mí y reflejados en el entorno.

No sabía qué hacer hasta que llegaba la situación o la persona correcta para guiarme y así, la perspectiva era diferente".

"...Hoy tengo un nuevo empleo, nuevas amistades, conservo antiguos amigos con los que hemos reforzado lazos, he soltado apegos, tengo prosperidad, ¡la prosperidad está presente en todas partes!"

"...Gracias por este momento en el que estoy y soy, en el que estamos y somos".

"...Eres un claro ejemplo que siendo noche, hay luz, jamás habrá una oscuridad total por muy tenue que seas o te encuentres en otra fase y los cambios que representan en cada una de ellas".

"...Te abrazo universo, te abrazo Luna.

El tébano Tiresias fue quien me trajo a ti, habrás de conocer que allá, hablaban de sendo personaje que debiste conocer en otrora diciembre. Lo último que recuerdo, fue que Rem mencionaba una ambivalencia dentro de la charla y ahí me quedé, reflexionando que todos somos ambivalentes. Estaba por fumar un cigarro al estar de pie en el cancel, al voltear hacia el exterior para encenderlo, me detuve: algo que no recuerdo si fue un movimiento externo, una luz, algo que me dejó quieto. Me hicieron la pregunta y después salí".

"...Heme aquí, ahora sé que fuiste tú quien me invitó. Hoy eres Luna Llena... Ahhh---"

"...Luna llena, tan representativa y simbólica.

Celebro contigo y con el entorno, el aquí y el ahora. Por ser parte del Todo".


Ángel cerró sus ojos, respiró hondo y en total silencio.

Apenas y se escuchó un crujir de la hierba, lentamente abrió sus párpados. De su lado derecho, observó una mínima sombra que se ampliaba. Más sonidos del pisar de la hierba.... Se quedó estático sólo sonrió.

"Ángel..."

Giró, y sus amigos estaban en semicírculo rodeándolo; cada uno tenía una copa. Rem tenía una de más que estaba vacía y una botella de vino.

"¿Brindamos?"

Ángel alzó la vista a Ella, con un cerrar y abrir de párpados lentamente, agradeció. Devolvió su mirada y con una sonrisa, acercándose a ellos; el semicírculo se fue cerrando hasta ser todos parte de uno mismo...

Las propuestas de Sello Ocho, mantienen ese espíritu creativo para que sean parte de nuestra vida. Diseño, concepto, tonalidades, tamaños... Ofreciendo lo indicado para ti.

Bailly Classy Parma, Calisto, Classy Taurec y Celeste Negra, figuran dentro de las opciones que representan etapas distintas de nuestra vida.


Somos afortunados en superar y crecer ante los cambios internos para así, dar frente a los externos. En el transcurso, saber identificar nuestro estado de ánimo y tomar decisiones. El estilo de vida, el sello personal, la trayectoria profesional, todo cuenta. 

Elevemos nuestra identidad, manifestada de manera interna y externa; que cada elemento y accesorio, nos represente, nos refleje más seguros y decididos. 

Sello Ocho es el amuleto que nos representa.


Gratitud por este 2021, en el que todos hemos sorteado circunstancias y continuamos. Este mes que cierra dos fechas importantes, tenemos la oportunidad de estar. Mantengamos nuestra esencia en todo momento porque siempre hay luz y tiempos plenos para cada uno de nosotros. 2022, bienvenido y eres parte de la transición para un balance y equilibrio.

Hecho está.

Julián Malagón Ramírez


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados