AURAS 101: CÓMO LIMPIAR TU AURA


AURAS 101


Querida Tribu: 

¿Alguna vez has sentido como el ambiente cambia al interactuar con ciertas personas? ¿Que la energía parece volverse más ligera o, a veces, mucho más pesada? Probablemente estás sintiendo el aura de esa persona. 

Como lo habíamos mencionado previamente, un aura es la huella energética de nuestro ser, compuesta de átomos que juntos vibran en una sola frecuencia, pero debemos  recordar que la energía suele cambiar constantemente, por lo que es posible que esta se vea afectada por factores externos que pueden llegar a hacernos sentir cansados y decaídos. Es por esto que es importante aprender a mantener nuestra aura libre de toda esta energía que no nos pertenece. 

El mantener un aura limpia no sólo te permitirá atraer con más facilidad las cosas que buscas en la vida, sino que facilitará el tomar mejores decisiones, eliminando barreras entre tu ser auténtico y tus necesidades, emociones y deseos. 

¿Quieres intentarlo? Nosotros te decimos cómo.

MEDITACIÓN


Se trata de una gran herramienta para mantener la mente despejada y obtener claridad. Se recomienda meditar durante 15 minutos diarios, de preferencia en las mañanas, ya que es el momento en el que la mente se encuentra libre de todo ajetreo energético.

Visualiza tu aura como un halo protector e intenta sentir su luz blanca limpiando toda energía innecesaria, purificando la mente y el cuerpo de adentro hacia afuera. De esta manera, tu aura se volverá más fuerte y te será más fácil concentrarte en tus tareas y actuar con intención. 

SÉ AUTÉNTICA


El aura se alimenta de la autenticidad y la mejor manera de permanecer fiel a tu persona es ser honesta contigo misma y con lo que sientes. Toda palabra, pensamiento y acción deben reflejar quien eres. Esto significa aprender a decir no a aquellas cosas que no quieres hacer o que no van contigo y concentrarte en tus metas, sin importar lo que los demás piensen de ti. 

TOMA UN BAÑO


La clave es crear un ambiente relajante. Puedes utilizar sales de baño, velas y aceites esenciales. Una vez que te encuentres dentro del agua, establece como intención limpiar toda energía que no te pertenezca. Esto te ayudará a sanar y proteger tu aura. 

UTILIZA UN CRISTAL


Los cristales son conocidos por ser poderosos depósitos de energía. Utiliza un trozo de amatista o ágata mientras repites un mantra de protección y paz para fijar tu intención al cristal. Asegúrate de llevar ese cristal contigo y recurre a él cuando te sientas nerviosa, molesta o cansada.

AIRE FRESCO


Si necesitas un reinicio energético, sal a caminar y concéntrate en tu entorno. Si tienes la oportunidad, camina descalza en un espacio exterior. Esto te ayudará a centrarte y sentirte mejor. 

INCIENSO 


Quemar incienso es una de las técnicas tradicionales de purificación más populares. Puedes utilizar salvia, cedro o tomillo. Una vez que el incienso esté encendido, pásalo gentilmente por encima de cada parte de tu cuerpo para permitir que el humo limpie rezagos de energía.

Recuerda que cuando se trata del cuidado espiritual, mental y emocional no existen absolutos por lo que te invitamos a experimentar y elegir la práctica que más se ajuste a tu estilo de vida y personalidad. Al final, se trata de encontrar aquello con lo que te sientas mejor.

Con cariño,
Sello Ocho.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados